Consejos de reciclaje
Protegiendo el medio ambiente: El Perelló recicla

Reciclar es es darle una nueva vida a los envases, reduciendo el consumo de recursos y la degradación del planeta.

El reciclaje de envases conlleva considerables beneficios ambientales en cuanto a ahorro de materias primas, energía, agua y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Asimismo, esta actividad contribuye al desarrollo económico y social de nuestro país a través de la generación de empleo y tejido industrial.
 
El material biodegradable, papel, cartón, vidrio, metal y ciertos tipos de plásticos son reciclables. Es importante tener en cuenta que sólo si separamos correctamente los envases se pueden reciclar, de modo que si mezclamos los residuos, echamos a perder el esfuerzo de todos.
 

¿Qué es lo que va a cada contenedor?

     Contenedor amarillo

     Botellas y envases de plástico (productos de higiene y limpieza, tarrinas, bandejas, envoltorios y bolsas), envases metálicos (latas, bandejas de aluminio, aerosoles, botes de desodorante tapas y tapones metálicos), bricks (de leche, zumos, sopas, etc.). ¡OJO! Es habitual que pensemos que todos aquellos objetos que están fabricados con plástico, y que ya no son útiles para nosotros (juguetes, bibierones, chupetes, utensilios de cocina, cubos), van al contenedor amarillo, pero esto no es así. Al contenedor amarillo solo debemos depositar los envases de plástico, latas y briks.

 

     Contenedor azul

     Papel y cajas de cartón: envases de alimentación, calzado, productos congelados, papel de envolver, papel de uso diario, etc. ¡OJO! El brik siempre va al contenedor amarillo, ya que está compuesto por cartón, plástico y aluminio. Asimismo, desechos diarios como servilletas de cocina o papeles sucios deben ir en el contenedor de desechos orgánicos, al igual que los pañales.

 

     Contenedor verde

     Botellas de vidrio (vino, cava o licores), frascos de vidrio (perfume, colonia o similar), tarros de alimentos (mermelada, conservas, vegetales, etc.).

¡OJO! Es fundamental diferenciar entre vidrio y cristal. ¡Al verde sólo el vidrio! Por ejemplo, las bombillas no van en el contenedor verde, debemos llevarlas al punto limpio o centro de recogida, igual que los espejos, ceniceros, vasos o vajillas.

 

 

Si tienes dudas sobre dónde tirar algún tipo de envase, lo mejor es que lo deposites en el contenedor de basura. Las bombillas, los electrodomésticos, los aparatos electrónicos, los aceites usados... es importante llevarlos al punto limpio, al igual que las pilas y baterías, que se pueden reciclar también en los contenedores de residuos peligrosos.

 

Fuente: ecoembes.com

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda